fbpx
preloader
Vuelve al comienzo
Datos de Contacto
comunicaciones@reservaelparaiso.com
Tel: (+57) 034- 2684899 / 2684999
Ubicación
Puerto Berrío, Kilometro 17
Magdalena Medio, Colombia

AGUA, RECURSO DE VIDA

El 70,8% de la superficie terrestre es agua, pero solo un 2,5% de toda el agua del planeta es dulce, es decir que puede ser apta para el consumo humano. De este porcentaje solo disponemos del agua subterránea o superficial que representa el 0.5%, el resto se encuentra distribuida en glaciares y polos haciendo imposible acceder a ella.

De los 7.700 millones de personas que habitamos el planeta, actualmente el 20% viven en países donde es casi imposible encontrar recursos hídricos. Si seguimos con el consumo desmedido del agua se causará un impacto negativo a la biodiversidad del planeta, convirtiéndose en un factor peligroso para las plantas, los animales y los seres humanos; además de modificar los recursos naturales vitales y esenciales para las futuras generaciones.

La principal causa de contaminación del agua a nivel mundial son las actividades humanas; entre ellas las actividades industriales como las fábricas y refinerías; las operaciones agrícolas que contaminan con sustancias químicas peligrosas como fertilizantes, pesticidas y otros productos químicos.

Como si fuera poco el vertimiento de aguas residuales humanas en los ríos, mares y arroyos son grandes agentes contaminantes, esto sumado a los derrames de petróleo y combustibles, la explotación minera y los desechos plásticos que van a dar a los mares afectando notablemente la fauna marina que lo habita. Adicionalmente se encuentra el desconocimiento y falta de cultura de la población y los gobiernos ante los problemas ambientales.

Colombia cuenta con inmensos recursos hídricos, pero lamentablemente esa riqueza no llega a todos los colombianos, a pesar de que nuestro país es uno de los territorios con mayores recursos de agua, un tercio de la población urbana se ve afectada por el estrés hídrico, es decir, que la demanda de agua es mayor que la cantidad disponible; esto como consecuencia del cambio climático y el crecimiento demográfico.

Desde sequías extremas hasta inundaciones graves, Colombia empieza a mostrar falta de seguridad hídrica en todo el territorio, esto es la capacidad de lograr un manejo exitoso de los recursos hídricos para proporcionar la calidad y cantidad de agua necesaria para satisfacer las necesidades agrícolas, industriales, energéticas y domésticas.

Para una porción de la población es común abrir la llave para lavarse las manos, servirse un vaso de agua o bañarse en la ducha con tranquilidad, pero ¿te imaginas que algún día no puedas hacer esto? Actualmente hay muchas personas que no tienen acceso a este tipo de servicios y si seguimos con los malos hábitos ambientales en un futuro no muy lejano va a ser una realidad mundial ya que el agua es un recurso natural que se está agotando.

CAMBIOS DESDE CASA
Es posible empezar a tomar conciencia y educar a los niños sobre los temas ambientales como la disminución del consumo de agua, así poder reducir la cantidad de agua en los sistemas de tratamiento de aguas residuales, también se puede hacer tomando duchas cortas, no dejando la llave abierta al lavarse los dientes o los platos y utilizar la lavadora cuando esté completa para no gastar agua de más.

MANEJO ADECUADO DE LOS DESECHOS
Se debe ser consciente de la basura que se genera, no tirarla en los mares, ríos, lagos o arroyos, tampoco tirar basura por el inodoro ya que todo lo que se echa ahí termina en los mares.

Nunca se debe botar el aceite quemado por el lavabo o inodoro; un litro de aceite usado puede llegar a contaminar 40.000 litros de agua, lo que equivale al consumo de agua anual de una persona en su hogar, para la disposición final de este producto se puede depositar en un recipiente y llevarlo a un lugar destinado para este tipo de residuos al igual que las pilas y baterías.

Acciones pequeñas pueden generar grandes cambios, aún estamos a tiempo de tomar conciencia ambiental y cuidar el planeta que tenemos como casa.

EL AGUA DESDE LA RESERVA EL PARAÍSO
Contamos con aproximadamente 100 cuerpos de agua en su mayoría creados con la retención de aguas lluvias, son conformados entre canales y lagos de diversos tamaños que ayudan a la conservación de los niveles de humedad óptimos, dando vida a gran cantidad de animales silvestres desde mamíferos, aves y reptiles.

Este ecosistema conforma una salacuna con todo tipo de especies (peces y pájaros) que apoya y ayuda la purificación y revitalización del Rio Magdalena.

En la Reserva contamos con una planta de tratamiento de agua potable para uso y bienestar de todo el personal interno y del hato ganadero.

Desde los establos, patios, tanques, tuberías y piscinas de filtrado, todos los desechos humanos y animales son controlados, permitiéndonos eliminar totalmente los vertimientos contaminantes a las fuentes de agua, aprovechando en su totalidad el material sólido y líquido mediante procesos técnicos para riegos, nutrición, recuperación de suelos y potabilización de agua para consumo humano.

Las aguas residuales se convierten en la materia prima para la producción de nuestros abonos.

En la Reserva el Paraíso entendemos la importancia del agua y practicamos el cuidado de la misma, reconociéndola como fuente de vida para todas las especies.

Daniela Henao Restrepo
Analista de Comunicaciones

Utilizamos cookies para brindarle la mejor experiencia.
Idiomas »
Abrir chat
¿Necesitas Ayuda?
Hola,
¿En que podemos ayudarte?